domingo, 21 de octubre de 2012

De Encrucijadas y Curiosidad

Poco a poco esto va pasado de una entrada semana a una mensual. Supongo que será porque no le estoy dedicando mucho tiempo a darle vueltas al mundo, este optando un poco por el camino fácil de llevarme por la corriente y pasar un poco de todo. Quizás porque este algo bajo de moral, quizás porque este cansado, quizás porque no le vea solución o simplemente porque me rendí finalmente y perdí la curiosidad por las cosas. Pero esta solución fácil tampoco me llena. Pues siento que al rendirme hago que todo el esfuerzo anterior, todos esos años de mantener una postura contra viento y marea no tengan ningún sentido. Es asumir que he estado equivocado, que he desperdiciado fuerzas y oportunidades por ideales naiff pasados de moda. Por lo que sin duda está quedando claro, es que en la encrucijada de intentar volver a ser quien era o adaptarme a la nueva situación, solo he conseguido sentarme en el cruce y no ir a ningún sitio. Volver a lo anterior es imposible, de la misma manera que recuperar la inocencia es una utopía. Pero cambiar mi forma de ser tampoco es una opción pues solo consigo sentirme mal conmigo mismo. Parece que la única opción factible es inventar nuevos caminos, abandonar el cruce y entrar campo a través sin saber muy bien el destino. ¡Pero qué fácil es jugar con las palabras y metáforas! Ojala aplicarlas a la realidad fuera igual de fácil. Pero como siempre hay que oír las palabras de la gente más sabia que tú y deberé confiar en ese:

Cuando baje la inspiración, que me pille trabajando que siempre decía Picasso.

Empezare a andar a ciegas hacia donde sea, sin pensar demasiado pues no quiero volver a pararme en el camino debatiendo conmigo mismo. Creo que gran parte de este parón se debe a mi perdida de interés generalizada por las cosas, la gente, la cultura, el arte o la vida. Mi pérdida de la curiosidad por todo. Quizás haya perdido un poco la fe en encontrar cosas interesantes y ni me molesto en buscarlas. Pero también puede ser lo mismo que con la toma de decisiones. No aparecen porque no las buscar y como no las buscar al no aparecer te desmotivas mas. Y al desmotivarte buscas aun menos, un poco el pez que se muerde la cola. Y si algo siempre he tenido claro es que la curiosidad por las cosas es lo que nos mantiene vivos y es que el mañana pertenece a los curiosos.


Pues como dicen en el vídeo “Todo empieza con una pregunta. No importa lo que te preguntes, si no que te preguntes. Porque la pregunta que encuentres es más importante que la respuesta a la misma”  Este video pertenece a Skillshare una web donde se organizan cursos, charlas o practicas impartidas y recibidas de forma gratuita por gente curiosa con ganas de aprender y enseñar. Es un proyecto muy bueno que lamentablemente solo cubre Estados Unidos. Desconozco si existe algo así en España, a lo mejor existen pero casi seguro que no en la isla. Pero sea como sea, debemos recuperar esa curiosidad que vamos perdiendo con la edad. Cuando éramos niños todo lo queríamos saber, aprender y experimentar. Según van pasando los años vas dejando cosas de lado por no ser “productivas” o “socialmente reconocidas”. Poco a poco vas especializándote en tu campo y mantienes uno o dos hobbys. Incluso puede que hasta pierdas estos y en ese momento, empiezas sin duda a marchitarte, a morir. Lo que nos mantiene jóvenes por dentro es esa curiosidad por aprender cosas nuevas, por experimentar nuevas cosas, por escuchar nuevas historias, vivencias o experiencias. Porque todas estas experiencias  serán los cimientos de nuevas preguntas, nuevas curiosidades y nuevas vivencias. Lo que hará que nunca sientas que estar desperdiciando tu tiempo, que estas aprovechando la vida realmente, no desperdiciándola estúpidamente. Esto que hará que sigas adelante aunque no veas el final de camino. Pues la curiosidad por descubrir que viene después te llevara hasta allí.

  

4 comentarios:

  1. El mundo ahí fuera está lleno de cosas interesantes, por supuesto. Otra cosa es que a veces tengamos más o menos ánimo para salir a buscarlas. No se puede mantener un 100% de actividad constantemente porque pocos soportan ese ritmo, así que es mejor ser un poco benevolente con uno mismo y darse margen para volver a ilusionarse. Y créeme, al final siempre vuelve a haber algo que te ilusione, te motive o te llame la atención, aunque tarde un poco más de lo esperado ;)

    saluditos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy completamente de acuerdo que que todo es cuestión de animo y predisposición a buscarlas. Pero es verdad que a veces cuesta mucho seguir el ritmo y nos dejamos caer en la apatía y rutina de lo ya conocido.

      Eliminar
  2. Deja de obsesionarte con las respuestas(sí, tú).

    ResponderEliminar